Destacados Economia solidaria

género y economía social, un aporte a la discusión

Centro-cultural-de-la-cooperacion

La revista número 221 del Instituto de la Cooperación será presentada el miércoles próximo en el Centro Cultural de la Cooperación, en una charla titulada Economía Social en tiempos de Ni una Menos, y contará con la participación de Corina Rodríguez Enríquez, economista feminista, Investigadora del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet), Gabriela Nacht, cooperativista, investigadora y docente de Idelcoop, Paula Aguilar (investigadora CONICET y coordinadora del espacio de géneros del CCC Floreal Gorini, y Daniel Plotinsky, editor de la revista.

“Tratamos con esfuerzo de teorizar. No sobran los artículos sobre participación de la mujer o género y cooperativismo. Recién ahora se está empezando a escribir sobre eso”, contó Plotinsky a Ansol y continuó: “Por otro lado, expresan experiencias de la economía social en las que se visibilicen las problemáticas de género”.

La actividad se realizará en el Centro Cultural de la Cooperación, ubicada en la avenida Corrientes 1543, en el centro porteño, desde las 18:30 horas, en el tercer piso.

Sistema de cuidados

Otro en discusión será la llamada economía de cuidados, o sea, aquella porción del tiempo dedicado a la reproducción del hogar de niños y adultos que no es considerado como un trabajo productivo, y que por la división sexual del trabajo imperante en la sociedad, está hegemonizado por las mujeres.

“Uno de los puntos que se está discutiendo desde el Idelcoop son las actividades que se llevan a cabo para que se pueda llevar a cabo la reproducción de las personas en esta sociedad, todo el mundo de la economía del cuidado, todas las tareas que tienen que ver con la reproducción de la vida de las personas. Una economista española lo grafica de la siguiente manera: no es que el dinero entra a un hogar y sale hecho niño con el delantal puesto, bañado, alimentado y con la tarea hecha, listo para ir a la escuela. Hay un trabajo para que esto suceda, y tiene que ver con la economía del cuidado”, dijo a esta agencia Gabriela Nacht, y continuó: “Una de las cosas que salta a la vista con esto, es que todo lo que tiene que ver con la economía del cuidado es trabajo, y es realizado por mujeres. Ahí es donde aparece en pensar cómo pensamos desde la sociedad la economía del cuidado”.

Este punto se inscribe en un momento donde se está discutiendo la necesidad de reglamentar a las cooperativas sociales, dedicadas al cuidado de niños y adultos mayores, personas en situación de encierro, vulnerabilidad o psiquiátricos.

“Pasa mucho en el mundo de la economía social que el trabajo que se inserta en la economía del cuidado, ni siquiera es considerado cuidado, o valioso para la sociedad. Hay toda una proyección cultural, donde las mujeres ocupan roles asistenciales; y se reproduce una división sexual del trabajo, que es un hecho social”, destacó Natch a este medio y concluyó: “En la economía social, la mayor herramienta para ir transformando esta visión son los principios cooperativos mismos llevados a la práctica. Que los espacios de asamblea, que los consejos de administración, sean espacios genuinos de debate, puedan hablar de esto y promover políticas de integración. Por otro lado, el Estado tiene mucho para lograr. Primero con todo lo que tiene que ver con la educación”.

fuente: Ansol

Agregar comentario

Click para dejar un mensaje

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *